5 CONSEJOS Y UNA MENTIRA PARA ENCAJAR UN CURSO DE VINOS EN TU DÍA A DÍA

October 4 of 2021 - WSET

El amor por el aprendizaje es una de las fortalezas estudiadas por los expertos y que representan los cimientos de la psicología positiva. (Si tienes curiosidad, puedes leer más y hacer tu test aquí). Es decir, ¡Que no estás aquí por casualidad! Estás aquí porque, como a nosotros, te mueven las ganas de aprender más sobre lo que te apasiona. Puedes imaginarte disfrutando y mejorando. Tendrás un título, mejorará tu currículum, conocerás compañeros, etc...

La motivación no es un problema, pero... el tiempo sí puede serlo. A menudo nos encontramos con alumnos que, al recibir el material, empezar a estudiar y asistir a la primera sesión se sienten abrumados... “¿Cómo voy a encajar esto? Tengo un trabajo, familia, una empresa, amigos, pareja, tengo... ¡Una vida!” Y nosotros también, que no cunda el pánico... Todos hemos pasado por ello: estos consejos son el fruto de nuestros errores como alumnos y nuestras observaciones como profesores. ¡Prepárate! Se trata de no sufrir el curso, ¡sino de disfrutarlo!

1.- DA EL PRIMER PASO

Lo ideal es que el curso forme parte de tu día a día. Estudia un poco todos los días y conseguirás que no se te acumulen las tareas, evitarás el stress y te sentirás motivado. Como siempre que comenzamos un reto, cuando ya hemos empezado, por muy despacio que sea, sentimos que ya estamos en marcha y eso nos motiva a seguir. Busca tu momento: ¿una hora por la mañana, como primera tarea del día? Esto cuesta pero funciona. O el mediodía: ¿puedes comer en menos tiempo y dedicar un rato al estudio? O por la noche, cuando tu casa está más tranquila... Sea cual sea, busca ese momento y blíndalo. Importante: cuéntale a todo el mundo que durante ese rato no estás para nadie. Si saben lo importante que es para ti, respetarán ese momento de privacidad y te ayudarán.

2.- SACA LA CALCULADORA

Lee bien las especificaciones y el programa del curso: además de ver exámenes y metodología, sabrás el tiempo que debes dedicarle. ¿Cuántas horas de estudio te recomendamos? Calcula cuántas horas necesitas en total y divide por los días hasta el examen. Ten en cuenta que las sesiones con los profesores son sólo guías para resolver dudas y que ya debes ir con el tema leído. Pero así es más sencillo, porque te darás cuenta que es posible que tengas que invertir una o dos horas al día o unas diez a la semana.

3.- ¿ESTAMOS A SETAS O A VINOS?

Que no te engañen: la multitarea no existe. Sólo desviamos nuestra atención de un sitio a otro a velocidad vertiginosa... Y eso nos hace ser menos eficientes, además de que no nos permite disfrutar de lo que hacemos. Así que, elimina todas las distracciones. Teléfono en silencio, ordenador apagado, puerta cerrada. Disfruta de ese rato que vas a pasar estudiando lo que más te gusta.

4.- NETFLIX PUEDE ESPERAR, TU SUEÑO YO

Y cuando decimos “tu sueño” no es sólo el aprobado, sino la necesidad de descanso. La tentación es enorme: como no tengo tiempo, duermo una hora menos y… ¡No, no, no, no, no, no, no, no, no, no, no!... Por favor, ¡no! Cuando duermes consolidas tu memoria a largo plazo, limpias el cerebro y vacías la papelera de tu disco duro... Respeta tus horas de sueño.

5. TRANSFORMA TU CEREBRO EN UNA SUPER MÁQUINA

Cuando quieres aprender, tienes que cuidar del cerebro (bueno, y cuando acabes, a ser posible, también...). El experto mundial en aprendizaje y superpoderes del cerebro, Jim Kwik, comparte sus básicos: comer comida de verdad (el cerebro representa el 2% de nuestra masa corporal, pero consume el 20% de nuestros nutrientes), beber agua (el cerebro está hecho de agua. Un cerebro bien hidratado reacciona más rápido e incrementa nuestra velocidad de pensamiento en un 30%. Y, además, también necesitas esa hidratación para catar), moverse (el movimiento es el fertilizante del cerebro) y dormir lo necesario (mirar el punto anterior...)

YA ESTÁ ¿? FALTA LA MENTIRA

Puede que ahora estés pensando “Sé lo que tengo que hacer, sé cómo lo tengo que hacer... pero sigo teniendo un problema: NO TENGO TIEMPO”. Pues ahí está la mentira. Te vamos a proponer un ejercicio: Durante la próxima semana, anota todo lo que haces desde que te levantas hasta que te acuestas, siguiendo tu rutina habitual. Apunta cada minuto que dedicas a cada tarea cosa que haces y presta especial atención a las mayores fugas de tiempo de nuestros días: redes sociales, internet en general, tráfico, reuniones, compras (físicas o virtuales), tv (Netflix, Prime y Movistar también son televisión, sí...), el móvil, gestiones...

Y, ahora, haz cuentas: imagina que cada día inviertes 20’ en redes sociales, 20 en revisar el e-mail varias veces (leyendo sin responder...) y 20 leyendo noticias o viendo una serie. ¿Es realmente necesario? ¡¡Sólo ahí, ya le has ganado una hora al día!! Ahora, calcula: un WSET Nivel 3 dura 9 semanas, es decir que en ese tiempo tendrías 63 horas, que equivale aproximadamente a... ¡!!SI!! , ¡¡El tiempo recomendado de estudio individual del curso!! ¿Seguro que no tienes tiempo? Era una mentira y… un regalo ¡que lo disfrutes!

Elisa Errea - The Wine Studio