X

Marketing del vino

Lorem ipsum bla bla bla
marketing-01

El síndrome del hombre orquesta

A excepción de algunas grandes empresas muy profesionalizadas y bien dimensionadas en cuanto a personal, las bodegas suelen ser empresas de pequeño o mediano tamaño, muchas veces de origen familiar, con un director (o directora) que se parece mucho a un hombre orquesta. Lo acelerado de sus días y la multi-tarea son su Pan de Cada Día”: dirigen una empresa, la representan (algo fundamental en un negocio como el vino), dirigen catas, viajan, hacen vinos, cuidan el viñedo, diseñan estrategias de marketing, son su propio “community manager”, venden, etc, etc, etc. Esto hace que muchas veces no tengan tiempo para alejarse y mirar su bodega con perspectiva. Finalmente, la estrategia va quedando postergada para el día siguiente de manera indefinida.

Lo urgente vs lo importante

Nuestro trabajo consiste en acompañar a nuestro hombre orquesta y obligarle a parar periódicamente para alejarse y contemplar su obra: Detectar lo importante. Lo urgente se hace notar con más facilidad.

¿Dónde quieres estar de aquí a 20 años?
¿Cuál es tu historia? ¿Qué os hace únicos?
¿Están adecuados tus vinos a tu segmento de precio?
¿Tienes el equipo adecuado?
¿Tienes los recursos adecuados?
¿Has analizado tus costes?
¿Pierdes dinero en algún mercado?
¿Trabajas con los importadores/distribuidores correctos?

Somos expertos en hacer las preguntas correctas y a buscar soluciones juntos.

Tenemos una red de especialistas por la que ponemos la mano en el fuego.

Dinos qué necesitas.

marketing-02

Algunas opiniones

avatar-testimonios
Elisa hace fácil lo difícil. Su ayuda ha sido clave para clarificar la filosofía de nuestra bodega y convertirla en un concepto fácil de entender para todos. Su conocimiento del mundo del vino desde bodega al consumidor final y sobre todo su visión global nos han ayudado a crear los cimientos que necesitábamos para poder avanzar. ¡Y encima nos divertimos por el camino!

Anna Espelt

- Directora Espelt Viticultors of D.O. Empordá